es opay

La Bienal de Arte del Futuro: las tecnologías en el prisma del arte contemporáneo

Hay una gran cantidad de museos en Rusia, parecía que este legado del pasado soviético no podía cambiarse y alterarse de una manera moderna. Pero los museos van cambiando poco a poco, cada año aprenden a mostrar cada vez mejor sus bienes. La exposición se convierte en un evento cultural cuando la gente se esfuerza por llegar allí a toda costa. Esta temporada, la Nueva Galería Tretyakov acoge una exposición de Vrubel, sorprendente en la selección de materiales y pinturas. En nuestro país, de repente aprendieron a crear una especie de performance a partir de exposiciones, para hacerlas interesantes.< /p>

El arte contemporáneo es a menudo incomprensible para el espectador, es difícil entenderlo sin medio litro, y la descripción de la obra a menudo no ayuda, sino que complica aún más la situación. O eres tan tonto que no puedes apreciar algo así, o el artista se está burlando del espectador. Cada vez que miro las obras de nuestros contemporáneos, recuerdo la "Fuente" de Duchamp, que se convirtió en una obra histórica hace casi cien años y entró en todos los libros de texto de historia. Es posible mirar más allá de lo común que los descendientes se interpretarán como una declaración de época. Los grandes se ven desde la distancia, y mirando la obra a la distancia del brazo, no entiendes lo que son.

Estoy seguro de que usted, como yo, está interesado en la tecnología, de ahí el interés genuino en el trabajo de artistas contemporáneos, donde se utilizan estas tecnologías. A fines de diciembre se inauguró en Moscú la primera bienal internacional “Arte del Futuro”, donde se presentan los trabajos de nuestros contemporáneos, en los que de alguna manera involucran matemáticas, delicias tecnológicas de nuestro tiempo y otros hallazgos que se traducen al idioma. de arte. Debo admitir que tengo sentimientos encontrados sobre el Museo de Arte Multimedia de Moscú, donde se lleva a cabo la Bienal, lo visito a menudo debido a la proximidad a mi casa, pero a menudo me quedo decepcionado con las exposiciones y la elección de los curadores. Todo lo contrario de Erarta en San Petersburgo, donde siempre te vas con nuevos pensamientos y emociones. Tenía miedo de que la decepción volviera a suceder, cuanto más interesante fue lo que vio. En siete plantas se ha reunido una muestra representativa muy amplia de lo que se puede describir como diferentes direcciones en las obras digitales y el arte que utiliza la tecnología. Hay obras tanto de artistas conocidos como de nuestros compatriotas, que aún no han ganado una gran fama entre el público. Hasta principios de abril, la exposición se puede ver en Moscú, después de lo cual muchas obras comenzarán a viajar por las ciudades rusas. Pero solo puede obtener una impresión completa en la Bienal, y vale la pena programar una visita.

Describir todas las obras no tiene sentido y no es necesario. Para transmitir la sensación tanto de lo que vi como del arte que se puede llamar el futuro, describiré algunos de ellos. En el material es imposible abarcar todas las obras colocadas en los siete pisos del museo, así que no me culpen por perderme algo. Inmediatamente compartiré mis emociones, muchas de las obras son buenas, cargadas de ideas, y esto es un excelente indicador de que el Arte del Futuro, que se realiza por primera vez, tendrá continuidad e incluso, muy probablemente, crecer. Muy vivo, brillante y emotivo.

En la planta baja, mientras te desnudas o te sientas en un café, las imágenes de la NASA del telescopio Hubble, la ISS y la misión marciana parpadean en la pared. Las fotos reales de la NASA sin ningún procesamiento se muestran en serie, el algoritmo del artista Refik Anadol analiza las imágenes y las convierte en una imagen viva, seleccionándolas por color, ubicación. El lienzo vivo es fascinante, vertiginoso, y este efecto se logró claramente, la obra se llama "Túnel de datos" (2020-2021), es como caer en él como un agujero de conejo.

Internet, las bases de datos, accesibles para todos, pero que a menudo no son necesarias para el público en general, han cambiado nuestro mundo. Tienes casi toda la información del mundo al alcance de tu mano, pero en ausencia de interés, es inútil, es un peso muerto en algún lugar de los cachés digitales. El artista británico Stanza capturó este momento en forma de una escultura llamada The Reader (2015). Se escaneó a sí mismo y creó la figura de un hombre, en cuya superficie se encuentran dispersas pantallas, donde se muestran aleatoriamente textos de la Biblioteca Británica. Una metáfora muy bien notada de nuestro mundo, somos infinitamente ricos, pero no lo notamos.

Es hora de zambullirse en el ascensor y subir al séptimo piso para descender poco a poco, considerando el trabajo propuesto. Las líneas de neón fueron escritas por la red neuronal Yandex, las chicas se fotografían contra su fondo, el neón siempre se ve ventajoso en Instagram.

La Bienal de Arte del Futuro: las tecnologías en el prisma del arte contemporáneo

Hay una gran cantidad de museos en Rusia, parecía que este legado del pasado soviético no podía cambiarse y alterarse de una manera moderna. Pero los museos van cambiando poco a poco, cada año aprenden a mostrar cada vez mejor sus bienes. La exposición se convierte en un evento cultural cuando la gente se esfuerza por llegar allí a toda costa. Esta temporada, la Nueva Galería Tretyakov acoge una exposición de Vrubel, sorprendente en la selección de materiales y pinturas. En nuestro país, de repente aprendieron a crear una especie de performance a partir de exposiciones, para hacerlas interesantes.< /p>

El arte contemporáneo es a menudo incomprensible para el espectador, es difícil entenderlo sin medio litro, y la descripción de la obra a menudo no ayuda, sino que complica aún más la situación. O eres tan tonto que no puedes apreciar algo así, o el artista se está burlando del espectador. Cada vez que miro las obras de nuestros contemporáneos, recuerdo la "Fuente" de Duchamp, que se convirtió en una obra histórica hace casi cien años y entró en todos los libros de texto de historia. Es posible mirar más allá de lo común que los descendientes se interpretarán como una declaración de época. Los grandes se ven desde la distancia, y mirando la obra a la distancia del brazo, no entiendes lo que son.

Estoy seguro de que usted, como yo, está interesado en la tecnología, de ahí el interés genuino en el trabajo de artistas contemporáneos, donde se utilizan estas tecnologías. A fines de diciembre se inauguró en Moscú la primera bienal internacional “Arte del Futuro”, donde se presentan los trabajos de nuestros contemporáneos, en los que de alguna manera involucran matemáticas, delicias tecnológicas de nuestro tiempo y otros hallazgos que se traducen al idioma. de arte. Debo admitir que tengo sentimientos encontrados sobre el Museo de Arte Multimedia de Moscú, donde se lleva a cabo la Bienal, lo visito a menudo debido a la proximidad a mi casa, pero a menudo me quedo decepcionado con las exposiciones y la elección de los curadores. Todo lo contrario de Erarta en San Petersburgo, donde siempre te vas con nuevos pensamientos y emociones. Tenía miedo de que la decepción volviera a ocurrir, más interesante fue lo que vi. En siete plantas se ha reunido una muestra representativa muy amplia de lo que se puede describir como diferentes direcciones en las obras digitales y el arte que utiliza la tecnología. Hay obras tanto de artistas conocidos como de nuestros compatriotas, que aún no han ganado una gran fama entre el público. Hasta principios de abril, la exposición se puede ver en Moscú, luego muchas de las obras comenzarán a viajar por las ciudades rusas. Pero toda la experiencia solo se puede obtener en la Bienal, y vale la pena programar una visita.

Describir todas las obras no tiene sentido y no es necesario. Para transmitir la sensación tanto de lo que vi como del arte que se puede llamar el futuro, describiré algunos de ellos. En el material es imposible abarcar todas las obras colocadas en los siete pisos del museo, así que no me culpen por perderme algo. Inmediatamente compartiré mis emociones, muchas de las obras son buenas, cargadas de ideas, y esto es un excelente indicador de que el Arte del Futuro, que se realiza por primera vez, tendrá continuidad e incluso, muy probablemente, crecer. Muy vivo, brillante y emotivo.

En el primer piso, mientras te desvistes o te sientas en un café, las imágenes de la NASA del telescopio Hubble, la ISS y la misión marciana parpadean en la pared. Las fotos reales de la NASA sin ningún procesamiento se muestran en serie, el algoritmo del artista Refik Anadol analiza las imágenes y las convierte en una imagen viva, seleccionándolas por color, ubicación. El lienzo vivo es fascinante, vertiginoso, y este efecto se logró claramente, la obra se llama "Túnel de datos" (2020-2021), es como caer en él como un agujero de conejo.

Internet, las bases de datos, accesibles para todos, pero que a menudo no son necesarias para el público en general, han cambiado nuestro mundo. Tienes casi toda la información del mundo al alcance de tu mano, pero en ausencia de interés, es inútil, es un peso muerto en algún lugar de los cachés digitales. El artista británico Stanza capturó este momento en forma de una escultura llamada The Reader (2015). Se escaneó a sí mismo y creó la figura de un hombre, en cuya superficie se encuentran dispersas pantallas, donde se muestran aleatoriamente textos de la Biblioteca Británica. Una metáfora muy bien notada de nuestro mundo, somos infinitamente ricos, pero no lo notamos.

Es hora de zambullirse en el ascensor y subir al séptimo piso para descender poco a poco, considerando el trabajo propuesto. Las líneas de neón fueron escritas por la red neuronal Yandex, las chicas se fotografían contra su fondo, el neón siempre se ve ventajoso en Instagram.

La Bienal de Arte del Futuro: las tecnologías en el prisma del arte contemporáneo

Hay una gran cantidad de museos en Rusia, parecía que este legado del pasado soviético no podía cambiarse y alterarse de una manera moderna. Pero los museos van cambiando poco a poco, cada año aprenden a mostrar cada vez mejor sus bienes. La exposición se convierte en un evento cultural cuando la gente se esfuerza por llegar allí a toda costa. Esta temporada, la Nueva Galería Tretyakov acoge una exposición de Vrubel, sorprendente en la selección de materiales y pinturas. En nuestro país, de repente aprendieron a crear una especie de performance a partir de exposiciones, para hacerlas interesantes.< /p>

El arte contemporáneo es a menudo incomprensible para el espectador, es difícil entenderlo sin medio litro, y la descripción de la obra a menudo no ayuda, sino que complica aún más la situación. O eres tan tonto que no puedes apreciar algo así, o el artista se está burlando del espectador. Cada vez que miro las obras de nuestros contemporáneos, recuerdo la "Fuente" de Duchamp, que se convirtió en una obra histórica hace casi cien años y entró en todos los libros de texto de historia. Es posible mirar más allá de lo común que los descendientes se interpretarán como una declaración de época. Los grandes se ven desde la distancia, y mirando la obra a la distancia del brazo, no entiendes lo que son.

Estoy seguro de que usted, como yo, está interesado en la tecnología, de ahí el interés genuino en el trabajo de artistas contemporáneos, donde se utilizan estas tecnologías. A fines de diciembre se inauguró en Moscú la primera bienal internacional “Arte del Futuro”, donde se presentan los trabajos de nuestros contemporáneos, en los que de alguna manera involucran matemáticas, delicias tecnológicas de nuestro tiempo y otros hallazgos que se traducen al idioma. de arte. Debo admitir que tengo sentimientos encontrados sobre el Museo de Arte Multimedia de Moscú, donde se lleva a cabo la Bienal, lo visito a menudo debido a la proximidad a mi casa, pero a menudo me quedo decepcionado con las exposiciones y la elección de los curadores. Todo lo contrario de Erarta en San Petersburgo, donde siempre te vas con nuevos pensamientos y emociones. Tenía miedo de que la decepción volviera a ocurrir, más interesante fue lo que vi. En siete plantas se ha reunido una muestra representativa muy amplia de lo que se puede describir como diferentes direcciones en las obras digitales y el arte que utiliza la tecnología. Hay obras tanto de artistas conocidos como de nuestros compatriotas, que aún no han ganado una gran fama entre el público. Hasta principios de abril, la exposición se puede ver en Moscú, luego muchas de las obras comenzarán a viajar por las ciudades rusas. Pero toda la experiencia solo se puede obtener en la Bienal, y vale la pena programar una visita.

Describir todas las obras no tiene sentido y no es necesario. Para transmitir la sensación tanto de lo que vi como del arte que se puede llamar el futuro, describiré algunos de ellos. En el material es imposible abarcar todas las obras colocadas en los siete pisos del museo, así que no me culpen por perderme algo. Inmediatamente compartiré mis emociones, muchas de las obras son buenas, cargadas de ideas, y esto es un excelente indicador de que el Arte del Futuro, que se realiza por primera vez, tendrá continuidad e incluso, muy probablemente, crecer. Muy vivo, brillante y emotivo.

En la planta baja, mientras te desnudas o te sientas en un café, las imágenes de la NASA del telescopio Hubble, la ISS y la misión marciana parpadean en la pared. Las fotos reales de la NASA sin ningún procesamiento se muestran en serie, el algoritmo del artista Refik Anadol analiza las imágenes y las convierte en una imagen viva, seleccionándolas por color, ubicación. El lienzo vivo es fascinante, vertiginoso, y este efecto se logró claramente, la obra se llama "Túnel de datos" (2020-2021), es como caer en él como un agujero de conejo.

Internet, las bases de datos, accesibles para todos, pero que a menudo no son necesarias para el público en general, han cambiado nuestro mundo. Tienes casi toda la información del mundo al alcance de tu mano, pero en ausencia de interés, es inútil, es un peso muerto en algún lugar de los cachés digitales. El artista británico Stanza capturó este momento en forma de una escultura llamada The Reader (2015). Se escaneó a sí mismo y creó la figura de un hombre, en cuya superficie se encuentran dispersas pantallas, donde se muestran aleatoriamente textos de la Biblioteca Británica. Una metáfora muy bien notada de nuestro mundo, somos infinitamente ricos, pero no lo notamos.

Es hora de zambullirse en el ascensor y subir al séptimo piso para descender poco a poco, considerando el trabajo propuesto. Las líneas de neón fueron escritas por la red neuronal Yandex, las chicas se fotografían contra su fondo, el neón siempre se ve ventajoso en Instagram.

La Bienal de Arte del Futuro: las tecnologías en el prisma del arte contemporáneo

Hay una gran cantidad de museos en Rusia, parecía que este legado del pasado soviético no podía cambiarse y alterarse de una manera moderna. Pero los museos van cambiando poco a poco, cada año aprenden a mostrar cada vez mejor sus bienes. La exposición se convierte en un evento cultural cuando la gente se esfuerza por llegar allí a toda costa. Esta temporada, la Nueva Galería Tretyakov acoge una exposición de Vrubel, sorprendente en la selección de materiales y pinturas. En nuestro país, de repente aprendieron a crear una especie de performance a partir de exhibiciones https://cars45.com.gh/jS1xv6s2PBUg92VRHhenL20a, para hacerlos interesantes.

Hay una gran cantidad de museos en Rusia, parecía que este legado del pasado soviético no podía cambiarse y alterarse de una manera moderna. Pero los museos van cambiando poco a poco, cada año aprenden a mostrar cada vez mejor sus bienes. La exposición se convierte en un evento cultural cuando la gente se esfuerza por llegar allí a toda costa. Esta temporada, la Nueva Galería Tretyakov acoge una exposición de Vrubel, sorprendente en la selección de materiales y pinturas. En nuestro país, de repente aprendieron a crear https://cars45.com.gh/jS1xv6s2PBUg92VRHhenL20a https://cars45.com.gh/jS1xv6s2PBUg92VRHhenL20a desde exposiciones hasta una especie de performance, para hacerlas interesantes.

El arte contemporáneo es a menudo incomprensible para el espectador, es difícil entenderlo sin medio litro, y la descripción de la obra a menudo no ayuda, sino que complica aún más la situación. O eres tan tonto que no puedes apreciar algo así, o el artista se está burlando del espectador. Cada vez que miro las obras de nuestros contemporáneos, recuerdo la "Fuente" de Duchamp, que se convirtió en una obra histórica hace casi cien años y entró en todos los libros de texto de historia. Es posible mirar más allá de lo común que los descendientes se interpretarán como una declaración de época. Los grandes se ven desde la distancia, y mirando la obra a la distancia del brazo, no entiendes lo que son.

Estoy seguro de que usted, como yo, está interesado en la tecnología, de ahí el interés genuino en el trabajo de artistas contemporáneos, donde se utilizan estas tecnologías. A fines de diciembre se inauguró en Moscú la primera bienal internacional “Arte del Futuro”, donde se presentan los trabajos de nuestros contemporáneos, en los que de alguna manera involucran matemáticas, delicias tecnológicas de nuestro tiempo y otros hallazgos que se traducen al idioma. de arte. Debo admitir que tengo sentimientos encontrados sobre el Museo de Arte Multimedia de Moscú, donde se lleva a cabo la Bienal, lo visito a menudo debido a la proximidad a mi casa, pero a menudo me quedo decepcionado con las exposiciones y la elección de los curadores.Todo lo contrario de Erarta en San Petersburgo, donde siempre te vas con nuevos pensamientos y emociones. Tenía miedo de que la decepción volviera a ocurrir, más interesante fue lo que vi. En siete plantas se ha reunido una muestra representativa muy amplia de lo que se puede describir como diferentes direcciones en las obras digitales y el arte que utiliza la tecnología. Hay obras tanto de artistas conocidos como de nuestros compatriotas, que aún no han ganado una gran fama entre el público. Hasta principios de abril, la exposición se puede ver en Moscú, luego muchas de las obras comenzarán a viajar por las ciudades rusas. Pero toda la experiencia solo se puede obtener en la Bienal, y vale la pena programar una visita.

Describir todas las obras no tiene sentido y no es necesario. Para transmitir la sensación tanto de lo que vi como del arte que se puede llamar el futuro, describiré algunos de ellos. En el material es imposible abarcar todas las obras colocadas en los siete pisos del museo, así que no me culpen por perderme algo. Inmediatamente compartiré mis emociones, muchas de las obras son buenas, cargadas de ideas, y esto es un excelente indicador de que el Arte del Futuro, que se realiza por primera vez, tendrá continuidad e incluso, muy probablemente, crecer. Muy vivo, brillante y emotivo.

En la planta baja, mientras te desnudas o te sientas en un café, las imágenes de la NASA del telescopio Hubble, la ISS y la misión marciana parpadean en la pared. Las fotos reales de la NASA sin ningún procesamiento se muestran en serie, el algoritmo del artista Refik Anadol analiza las imágenes y las convierte en una imagen viva, seleccionándolas por color, ubicación. El lienzo vivo es fascinante, vertiginoso, y este efecto se logró claramente, la obra se llama "Túnel de datos" (2020-2021), es como caer en él como un agujero de conejo.

Internet, las bases de datos, accesibles para todos, pero que a menudo no son necesarias para el público en general, han cambiado nuestro mundo. Tienes casi toda la información del mundo al alcance de tu mano, pero en ausencia de interés, es inútil, es un peso muerto en algún lugar de los cachés digitales. El artista británico Stanza capturó este momento en forma de una escultura llamada The Reader (2015). Se escaneó a sí mismo y creó la figura de un hombre, en cuya superficie se encuentran dispersas pantallas, donde se muestran aleatoriamente textos de la Biblioteca Británica. Una metáfora muy bien notada de nuestro mundo, somos infinitamente ricos, pero no lo notamos.

Es hora de zambullirse en el ascensor y subir al séptimo piso para descender poco a poco, considerando el trabajo propuesto. Las líneas de neón fueron escritas por la red neuronal Yandex, las chicas se fotografían contra su fondo, el neón siempre se ve ventajoso en Instagram.